• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • fascitis plantar
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Cómo prevenir la fascitis plantar

    La fascitis plantar es una inflamación por sobrecarga o estiramiento del tejido elástico que va desde el hueso calcáneo hasta la zona metatarsal, que es la denominada fascia plantar.

    La fascia plantar tiene una función biomecánica al caminar. La fascitis plantar es una patología muy común, sobre todo en la población deportista, aunque también puede darse en personas mayores de 45 años.  Es más común en mujeres.

    ¿Cómo son los síntomas?

    El principal es un dolor agudo en la zona interna del talón. El dolor suele ser más intenso en los primeros pasos que damos al levantarnos. Posteriormente, cuando ya hemos caminado un poco la fascia se estira y suele disminuir la molestia.

    En el caso de los deportistas este dolor solo aparecerá por la mañana y después de hacer deporte. Con el tiempo es probable que la fascititis se vaya agudizando, por este motivo es importante que cuando parezcan los primeros síntomas acudamos a un especialista para tomar medidas lo antes posible.

    ¿Cómo prevenir la fascitis plantar?

    Una de las causa principales es la forma de pisar, por ello los pies que más la van a sufrir serán:

    • Los pies cavos. Tienen un puente más elevado de lo normal.
    • Los pies vagos. Son pies que tienden a desplomarse hacia el interior.

    El tratamiento habitual suele ser combinar medicación inflamatoria con tratamientos de fisioterapia, con el fin de disminuir la inflamación en la fase aguda.

    Por otro lado, como hemos comentado es muy posible que sea por la pisada por lo que es conveniente realizar un estudio biomecánico para valorar si la causa de la fascitis plantar tiene relación con la forma del pisar del paciente. En caso de que se deba a eso, será necesario diseñar unas plantillas personalizadas para “destensar” la fascia.

    Una vez hecho esto, es importante que el paciente adopte unos hábitos correctos sobre estiramientos y sobre el uso del calzado que debe utilizar.