• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • dedos deformes
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Dedos deformes de los pies

    Son muchos los casos por los que los pacientes acuden a la consulta del podólogo por tener los dedos deformes de los pies. Estos producen dolor y conflicto con el calzado.  Pueden ser de varios tipos  y dependiendo de las características de cada uno, el profesional escogerá un tratamiento u otro.

    Los dedos adoptan formas y posiciones diferentes, la mayoría en general dedos en martillo o en garra, otros dirigidos hacia afuera (valgo) como el hallux  valgus, dedos más largos  especialmente el segundo y tercero, esto suele verse en el pie griego, dedos cortos  y  retraídos como  en el acortamiento congénito del cuarto metatarsiano (braquimetatarsia).

    Para determinar las causas del problema se realizará una exploración física y con las pruebas, el especialista podrá tener en cuenta los elementos necesarios para abordar el problema de la mejor forma posible.

    En algunos casos, el uso de siliconas a medida, reutilizables en el tiempo y fáciles de mantener o vendajes, suelen ser las formas más habituales de compensar el problema de manera inmediata sin mayores trastornos para el paciente.

    Tipos de dedos deformes

    • Congénitos: encontramos defecto en los huesos y partes blandas entre los más comunes,  la clinodactílea del quinto dedo, en que el dedo se retrae y vira hacia dentro ocasionando un callo dorsal doloroso con el roce del calzado, dedos curvados en los niños,  el acortamiento congénito del cuarto metatarsiano (braquimetatarsia), gigantismo de los dedos como en la macrodáctila y, sindáctila  membranosa (unión de los dedos por la piel).
    • Adquiridos: por causa traumática (fracturas mal consolidadas), infección  y uso inadecuado del calzado y otros que se presentan en el desarrollo como los dedos largos.

    Se recurrirá a la vía quirúrgica cuando los dedos deformes no tengan otra solución y esto suponga un grave problema al calzado y el dolor sea grave. Esta intervención no requiere un largo postoperatorio, y los resultados en la mayoría de los casos son muy satisfactorios.