• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • enfermedad de buerger, día mundial sin tabaco
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Enfermedad de Buerger: Día Mundial sin tabaco

    Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco que se celebra cada 31 de Mayo por la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de poner en relieve los riesgos para la salud asociados con el tabaquismo y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo, hemos querido señalar cómo afecta el tabaco a nuestros pies y en qué consiste la enfermedad de Buerger.

    No es nada nuevo que el tabaco es nocivo para la salud y para nuestro bienestar y de quien nos rodea, pero también afecta a nuestros pies, y es que el tabaco causa que la sangre sea más espesa, provocando una mala circulación. 

    La sangre llega a los pies con gran fuerza a través del torrente arterial y ayudado por el efecto de la gravedad al encontrarnos de pie o sentados gran parte del tiempo, aunque su retorno no es igual.

    Desde el Centro para el Control y la Prevención nos señalan cómo se relaciona el tabaquismo con la Enfermedad de Buerger. ¿Qué es? ¿En qué consiste?

    A rasgos generales la enfermedad de Buerger (tromboangeítis obliterante) afecta los vasos sanguíneos en los brazos y las piernas. Los vasos sanguíneos se inflaman, lo cual puede impedir el flujo de sangre y ocasionar la formación de coágulos. Esto puede causar dolor, daño de los tejidos y hasta gangrena.

    Sus síntomas más comunes son manos o pies fríos, pálidos, rojos o morados, dolor intenso, ardor o cosquilleo (a menudo cuando se está quieto), cambios en la piel como úlceras o llagas dolorosas. Los síntomas pueden cesar si la persona deja el consumo de tabaco.

    Por otro lado se encuentra el IPK: Intratable Plantar Keratosis. Una patología del pie que duele muchísimo y se suele localizar en la cabeza del 4º metatarsiano y en el tercer espacio. Aunque su etiología aun no está muy confirmada, se sabe que tiene una relación muy directa con el tabaco, por lo que dejando de fumar puede desaparecer en un alto porcentaje. Hay isquemia en la piel, y por tanto no llega la sangre.

    Además, como consecuencia de la mala circulación, es común que el pie tenga dificultad para eliminar infecciones. Por lo tanto, éstas tardan más en curarse, lo que provoca que su piel esté más deshidratada, favoreciendo la aparición de callos o helomas en los pies.

    En cualquier caso, no olvides que en Clínica de podología Giménez nos ocupamos de prevenir ,diagnosticar y tratar las afecciones y patologías de los pies. De manera que para cualquier consulta, no dudes en acudir al podólogo.