• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • la solución de los juanetes
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • La solución de los juanetes

    Debemos conocer que a lo que llamamos comúnmente a los juanetes, es en podología hallux abductus valgus. Una alteración estructural ubicada en la primera articulación metatarso falángica.

    Podemos observar cómo con el paso del tiempo se va desarrollando una protusión en la zona medial de la cabeza del primer metatarsiano y el dedo gordo se desvía de manera que va ocupando el espacio en el que están los dedos segundo y tercero. Un desplazamiento que ocasiona otro tipo de problemas como trastornos en el apoyo o la aparición de helomas en los dedos por compresiones con el calzado.

    La causa del juanete se enmarca en el factor hereditario; sin embargo, hay elementos que pueden favorecer su aparición como el uso de zapatos de punta estrecha o tacones elevados, entre otras posibles causas.

    Una vez más, y al tratarse de un problema que afecta al pie, cabe recordar que debe ser el podólogo el profesional que realice un completo estudio para evaluar y tratar el caso concreto.

    La solución de los juanetes puede ser a través de una cirugía mínima invasiva percutánea, la cual no sólo permite corregir esta deformidad, sino que también permite al paciente salir caminando de la cirugía por su propio pie, con mínimo dolor, con una recuperación rápida y con excelentes resultados en comparación con otros procedimientos.

    Es considerable el número de personas que han acudido a esta cirugía como solución al problema de juanetes en los pies, debido a que a día de hoy es considerada como un método para corregir el problema de manera definitiva y sin consecuencias negativas para la persona que se operan.

    La Academia Americana de Cirugía Ambulatoria del Pie y Tobillo, considera que la mejor solución para las deformaciones del pie como el hallux valgus es a través de la cirugía. Otros tratamientos no invasivos, como el uso de “correctores de juanetes”, si bien pueden aliviar el dolor y  pausar el problema, son incapaces de solucionarlo de forma definitiva.