• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • qué son las verrugas plantares
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • ¿Qué son las verrugas plantares?

    Los más propensos a padecer un papiloma son los niños y las personas con un sistema inmune debilitado pero, ¿qué son las verrugas plantares?, ¿cómo podemos evitarlas?, ¿se pegan? Hoy, en Clínica de podología Giménez contestamos a estas cuestiones que nos hacen más de un paciente.

    Las verrugas plantares o lo que es lo mismo, los papilomas plantares son un infección cutánea originada por un virus de la familia del papiloma virus y que presenta afinidad por el tejido epitelial, es decir, la piel, y pueden localizarse en la planta de los pies o en los dedos. 

    Una de las principales causas de las verrugas plantares es el mayor grado de exposición a superficies comunes, como piscinas o gimnasios entre los menores y los más jóvenes, de ahí que sean los que más padecen esta patología. El virus es capaz de “vivir” en entornos donde ha entrado en contacto una persona que ya esté infectada, es por ello que existe un riesgo de contagio y por tanto es importante tener ciertas precauciones como el uso de sandalias, mantener los pies secos, etc.

    Su presencia puede ser confundida en ocasiones por una callosidad, entre otras posibilidades, ya que su aspecto es muy similar aunque su mecanismo de formación no tiene nada que ver. Mientras que las callosidades se producen exclusivamente en zonas de presión, el papiloma puede aparecer indistintamente en puntos donde no se recibe carga alguna.

    En cuanto al tratamiento, el habitual se orienta hacia la necrosis de la lesión o lesiones verrugosas y para ello se usan medios físicos (crioterapia, electrocoagulación o el láser), químicos (ácido nítrico, salicílico, cantaridina), cirugía o métodos no convencionales aparecidos de forma reciente y que incorporan el tratamiento con acupuntura, “neurotapping” o tratamientos biológicos, como la denominada “biorregulación”.

    El tratamiento fundamentalmente tiene como objetivo eliminar la verruga, aunque es imposible determinar con seguridad la destrucción del virus, por lo que, en algunos casos, existe el riesgo de recidiva, aunque sea en pocas situaciones. La duración de la resolución del caso suele estimarse entre semanas o meses.