• DESDE 1935

  • Facebook Twitter Google Plus Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • Pies en una pesa
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • ¿El peso afecta a la salud de tus pies?

    Nuestro peso corporal, esa batalla continua para estar en forma y cuidar la línea, sobre todo de cara al verano, que nos preocupamos más aún por eliminarlo.

    Las razones siempre son por estética, pero también existen otras cuestiones físicas y de salud, como puede ser el aumento de colesterol, sobrepeso, dolor en las rodillas, y también en los pies. Si, así es, el gran olvidado en este asunto también le afecta lo que pesamos. ¿Por qué?

    La razón es evidente y es porque nuestros pies son la base de sustentación del cuerpo, es decir, es lo que nos sujeta y por tanto nos soporta todo el peso de nuestro organismo.

    El pie se conforma de una estructura algo compleja ya que cuenta con 28 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones. Pero como toda obra arquitectónica, al soportar más peso, más sufrirá la estructura. Lo mismo ocurre con los pies, aunque esta sea sólida, los huesos están sujetos por ligamentos y tendones elásticos.

    ¿Y si practicamos deporte?

    Todos sabemos que el ejercicio físico produce, en mayor o menor medida, un impacto sobre nuestras articulaciones y huesos que también puede medirse en términos de kilos de peso que el cuerpo soporta al correr en cada zancada, al caminar, saltar o trotar. Por esto mismo, al practicar deporte estaremos multiplicando el efecto negativo del peso sobre nuestros pies. Por ejemplo, cuando una persona corre los pies están soportando entre 3 ó 4 veces el peso de su cuerpo.

    Por tanto, si queremos hacer deporte, antes deberemos empezar a llevar una dieta sana y equilibrada baja en grasas para comenzar a perder esos kilos de más, y una vez estemos en un peso más o menos equilibrado, podremos empezar a practicar todo el deporte que queramos, que nos ayudará, por supuesto, a perder peso de una manera más rápida.

    Además, si te duelen muchos los pies es otro de los síntomas de que debes perder peso. Molestias en los tobillos, fascitis plantar, aparición de espolones, dolor en la almohadilla grasa del talón y problemas de duricias por utilizar el calzado en chancla son algunas de las afecciones más comunes que los profesionales en podología vinculamos al exceso de peso.

    Los expertos aconsejan que es fundamental hidratar correctamente los pies porque son muy propensos a padecer dolorosas grietas en los talones.