• DESDE 1935
  • Facebook Twitter Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • Pies sobre fondo azul
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Qué no debes hacer si vas al podólogo

    Los podólogos en algunas ocasiones se encuentran ante situaciones en la consulta que se deben evitar, por ello, hoy queremos hacer un repaso sobre algunas cuestiones que no debes hacer si vas al podólogo ya que entorpecen el trabajo de estos profesionales.

    En la mayoría de los casos, por suerte, los pacientes lo hacen inconscientemente o creyendo que van a facilitar el trabajo del podólogo, pero resulta ser todo lo contrario.

    – Para empezar, no se debe estrenar zapatos si vas a ir al podólogo. o sufras si tus zapatos están muy desgastados o huelen un poco es preferible que los lleves a la consulta en lugar de los nuevos. Aunque parezca que no, el desgaste de los zapatos ayuda al podólogo a poder detectar alguna dolencia o anomalía en la pisada.

    – Antes de ir a la consulta, no te pongas crema hidratante en los pies. Si en tu última visita tu podólogo, éste te recomendó que te hidrataras los pies y en los dos meses que han pasado no te has acordado ningún día, no lo hagas el día de antes, no vale para nada y el podólogo va a saber que no has seguido sus recomendaciones.

    – Intentar no ir con ropa ajustada a la consulta, ya que muchas veces es necesario realizar un estudio biomecánico de la pisada y la ropa ajustada puede condicionar nuestros movimientos y alterar el resultado de la prueba.

    – No sentarse en las perneras (zona donde se apoyan los pies) porque es una zona sensible y te puedes caer. Se han visto casos. Tampoco debes sentarte en la silla del podólogo.

    – Si utilizas plantillas para corregir alguna anomalía de tus pies, no la olvides dejándolas en casa. Llévalas para que pueda evaluarla el experto, aunque no te la haya indicado la consulta que visitas.

    Se han visto casos en los que algún que otro paciente le han pedido, “ya que estaban ahí” aprovechar para que le quiten la verruga de otro sitio del cuerpo o que les mirara alguna anomalía cercana a los pies o incluso que le pintaran las uñas. Recuerde, los podólogos son profesionales y expertos de los pies y solo de esta zona del cuerpo, por lo que no le pidas ciertas cosas que no vayan a poder realizar y así evitarás una situación embarazosa.

    Ahora que sabes todas estas cuestiones que no debes hacer antes de acudir a tu clínica de podología, estás listo para asistir a la consulta. ¡Te esperamos!