DESDE 1935


Dedos en garra

Ll√°manos

91 367 00 71

¬ŅC√≥mo debe ser el cuidado de los pies diab√©ticos?

Para las personas diab√©ticas es esencial cuidar diariamente los pies, inspeccion√°ndolos para vigilar si aparecen heridas, rozaduras, ampollas o grietas. ¬ŅC√≥mo debe ser el cuidado de los pies diab√©ticos?

Las complicaciones en el pie del paciente diabético son la primera causa de amputación no traumática y provocan una alta tasa de hospitalización, más del 25 % de los ingresos hospitalarios de los diabéticos están relacionados con problemas en sus pies. De ahí que le prestemos mucha atención al cuidado de los pies diabéticos, además de llevar un buen control del nivel de glucosa en sangre (glicemia) que es el pilar fundamental para prevenir o retrasar aquellas complicaciones inherentes de la diabetes.

En los pacientes diabéticos el flujo sanguíneo de los pies suele ser débil debido a las alteraciones vasculares provocadas por la enfermedad. Los tejidos del pie con disminución de riego tienen menos resistencia, menos capacidad de curación y más posibilidad de contraer una infección.

Esta situación provoca que sea una zona altamente susceptible de presentar heridas que precisan de un largo periodo para curar e, incluso, que puedan acabar en amputación. Los datos epidemiológicos ponen de manifiesto que, aproximadamente el 70% de las amputaciones de extremidades inferiores en todo el mundo están relacionadas con la diabetes.

Además, la piel de la zona por la falta de riego suele presentarse extremadamente reseca y quebrarse debido a que la neuropatía puede impedir la sudoración.

La inspección visual del pie, de forma habitual, es fundamental ya que asociado a la neuropatía pueden existir heridas y no notar el dolor. Hay que buscar puntos enrojecidos, roces, zonas de inflamación o llagas, ayudados por un espejo.

Es recomendable tener una rutina diaria en un horario concreto, por ejemplo, despu√©s de cada ba√Īo. La higiene diaria debe realizarse con agua tibia, un secado meticuloso sin llegar a frotar sobre todo de las zonas interdigitales y una correcta hidrataci√≥n. Cabe destacar que hay que tener mucho cuidado en la temperatura del agua, ya que puede que algunos nervios del pie est√©n da√Īados y no notemos que la temperatura est√© demasiado caliente y se forme alguna quemadura o herida sin darnos cuenta.

Despu√©s del ba√Īo, cuando la piel est√° suave, hay que aprovechar para limar asperezas con una piedra p√≥mez evitando aquellos productos con componentes qu√≠micos para eliminar callosidades. Si estas zonas son amplias, es mejor dejarlo en manos de un pod√≥logo.

Un aspecto fundamental, tanto para las personas diab√©ticas como para el resto, es el correcto recorte de las u√Īas de los pies. Semanalmente y despu√©s de la higiene, hay que cortar de forma recta las u√Īas sin desgarrar los u√Īeros ni las u√Īas encarnadas, sin cortar las esquinas ni alcanzar la m√©dula de la u√Īa. Para ello es muy recomendable utilizar tijeras con terminaci√≥n redondeada como las tijeras de punta roma, ya que el uso de tijeras con puntas afiladas o corta√ļ√Īas podr√≠an causar alguna herida o da√Īo.

Si las u√Īas son engrosadas o amarillentas es recomendable la consulta al pod√≥logo.

Tambi√©n hay que evitar da√Īos t√©rmicos producidos por el uso de botellas de agua caliente o almohadillas de calor en los pies.

Es mejor usar calcetines por la noche si se enfr√≠an los pies siendo la mejor opci√≥n el uso de calcetines flojos de algod√≥n, lana o hilo para no comprimir la circulaci√≥n de los pies. En las √©pocas de fr√≠o se recomienda utilizar un calzado forrado para ayudar a mantener los pies calientes, aunque si se ha expuesto a bajas temperaturas es mejor asegurarse de que los pies no han sufrido da√Īos por congelaci√≥n. Es importante no entorpecer la circulaci√≥n sangu√≠nea.

En cuanto al calzado, se debe utilizar un tipo de zapato o zapatilla que se ajuste bien al pie y que no lo compriman o ejerza presión sobre él para que no se produzca ninguna lesión. Muy importante también que tenga buena ventilación y al poder ser sin costuras en la parte interior para prevenir cualquier roce.

Acciones como cruzar las piernas, usar medias muy apretadas, ligas o prendas muy prietas son algunos de los hábitos que hay que desterrar. Otro de los hábitos que habría que desterrar sería el tabaco para todas las personas, pero en especial a los que padezcan de pie diabético. Al fumar, se estrechan las arterias y podría hacer que el oxígeno, no llegue correctamente a sus pies. Acuda a su médico con regularidad para poder prevenir factores de riesgo cardiovasculares como pueden ser la hipertensión o el colesterol.

En cambio, el ejercicio físico favorece el flujo sanguíneo. Caminar, nadar y montar en bicicleta son los deportes más recomendados, evitando en la medida de lo posible aquellos en los que se ejerza impacto en los pies, como correr o saltar.

En definitiva, estos son algunos de los pasos a seguir para conseguir disminuir todas aquellas complicaciones más graves que puede ocasionar el pie diabético:

  • Correcta higiene e hidrataci√≥n de los pies.
  • Una revisi√≥n diaria de los pies para localizar alguna herida o lesi√≥n.
  • Un control por parte de un equipo profesional.
  • Realizar ejercicio f√≠sico no intenso para mantener un peso id√≥neo.
  • Calzar un calzado adecuado.

Ante cualquier duda a la hora de su cuidado, p√≥ngase en contacto con nosotros. En Cl√≠nica Gim√©nez √Āgrela nos hemos especializado a lo largo de todos estos a√Īos en todo tipo de tratamientos y cuidados de trastornos o enfermedades del pie. ¬°Le ayudaremos!