DESDE 1935


dolor de pies,

Ll√°manos

91 367 00 71

¬ŅDolor de pies?

M√°s de la mitad de los espa√Īoles sufre dolor de pies asociado al exceso de peso, al calzado inadecuado y a la vida sedentaria.

Los problemas de los pies y tobillos a menudo se relacionan con la actividad, como el desempe√Īo de tareas que exigen mantenerse durante largo rato de pie o caminar en exceso sobre superficies duras.

Sin embargo, las principales afecciones tienen una relaci√≥n directa con el peso de la persona y su masa muscular, seg√ļn se√Īalan los expertos en podolog√≠a.¬†Este problema podr√≠a convertirse en un asunto de vital importancia si se tiene en cuenta la gran cantidad de espa√Īoles con sobrepeso. Adem√°s, esta dolencia asociada a los kilos de m√°s se puede registrar tanto en personas mayores como en edad infantil.¬†

El calzado inadecuado, la vida sedentaria y el sobrepeso son algunas de las causas m√°s frecuentes, aunque a partir de los 60 a√Īos predominan los factores relacionados con la artrosis, seg√ļn un estudio publicado en la revista ¬ęArthritis Care Research¬Ľ, que constata, adem√°s, que el incremento en el √≠ndice de masa corporal est√° asociado estrechamente con el dolor de pies y la disfuncionalidad.

El peso se convierte, por tanto, en un factor directo que determina el dolor de pies en todas las edades, debido al gran incremento de los casos de obesidad infantil.

Hasta el 16% de los j√≥venes entre 9 y 16 a√Īos muestra alteraciones musculoesquel√©ticas por un peso excesivo en EE UU.

La obesidad como causa de afección en los pies es preocupante por varios motivos. Puede afectar a todas las edades y agravar otras condiciones. Si el afectado sufre diabetes, el sobrepeso empeora los problemas circulatorios en el pie; o ante problemas óseos, puede causar incluso fracturas, más frecuentes en mujeres. Entre las afecciones que los especialistas vinculan al exceso de kilos figuran molestias en los tobillos, artritis o inflamación en la parte trasera del pie, inflamación de los ligamentos del pie y fascitis plantar.

Por tanto, la primera recomendación contra el dolor de pies es adelgazar.