DESDE 1935


Calzado para niños - Clínica Giménez

Llámanos

91 367 00 71

Elegir el calzado adecuado para la vuelta al cole

La vuelta al cole ha comenzado y la salud de los pies de los niños está en nuestras manos, para facilitar que su regreso a clase se lo más cómodo y placentero posible.

Si nos preguntamos, ¿qué hacen los niños desde que se levantan de la cama hasta que se acuestan? Andar, y es que los niños desde que empiezan a caminar solos, el calzado se convierte en un elemento importante para su bienestar y desarrollo físico.

Los expertos señalan que no es nada recomendable que el pequeño lleve un calzado más grande que su talla, ya que debe acomodarse al tamaño real del pie. Si el zapato no es justo de su talla podría alterar su forma de caminar, provocar inestabilidad o crear ampollas o laceraciones.

Por eso mismo, es clave elegir un zapato adecuado a sus características y edad, por lo que te damos algunos prácticos consejos para elegir el calzado adecuado.

• Material de fabricación. Elegir piel o tela para mejorar la transpiración del pie, así como materiales naturales o flexibles.

“Tener en cuenta, que desde el dedo más largo quede una distancia de 0,5 a 1 centímetro para llegar a la puntera del zapato”.

• No hay que comprar nunca un zapato grande para que el niño pueda utilizarlo durante más tiempo. Esto puede provocar ampollas e incluso alterar su forma de pisar.
• Es recomendable que el zapato tenga cordones, hebillas o velcros entre otros para mayor sujeción del pie y controlar los movimientos del tobillo, pero hay que tener en cuenta que deben proteger el pie, no comprimir los dedos.
• La suela del zapato debe ser lo más recta posible y no debe ser muy fina.
• No usar zapatos del año anterior ni heredar zapatos de familiares o amigos. “La pisada de cada persona es diferente”.
• Que se puedan lavar con facilidad, ya que todos sabemos que los niños se pasan el día jugando por todos los rincones.
• Que sean fáciles de poner y quitar.
• La puntera debe ser ancha y alta de forma que se evite que los dedos queden encogidos dentro del calzado.
• Muy importante que no lleven ningún complemento estándar, como las prolongaciones de arcos, tacones, cuñas y demás. Esto puede originar deformaciones o alteraciones en el pie del pequeño.