DESDE 1935


Uñas engrosadas

Llámanos

91 367 00 71

Cómo evitar las uñas engrosadas

El engrosamiento de las uñas consiste en el sobrecrecimiento de estas, haciéndolas así mucho más gruesas. Esta patología llamada onicausis en términos médicos, es una enfermedad más común de lo que podemos llegar a pensar, ya que afecta tanto a las uñas de las manos como a la de los pies.

Cualquier persona puede verse afectada por las uñas engrosadas, pero también es cierto, que es más frecuente en los ancianos que en los jóvenes, aunque tampoco resulta extraño que las padezcan niños de entre 3 y 4 años de edad. La genética también puede aumentar el riesgo de engrosamiento de las uñas.

Muchas personas consideran que las uñas gruesas son principalmente un problema estético y simplemente ignoran o tratan de encubrir sus síntomas. En la mayoría de los casos llegan a provocar grandes molestias por el roce con el calzado o también puede ser un signo de hongos en las uñas, un trastorno bastante común que requiere de un tratamiento podológico.

Si no se trata, el engrosamiento de las uñas puede hacer que estas sean difíciles de recortar y que el simple hecho de caminar con zapatos llegue a ser incómodo. El aspecto antiestético también puede causar vergüenza y afectar su calidad de vida.

Aparte del sobrecrecimiento, la onichausis puede causar también uñas quebradizas y descoloridas. Las uñas pueden perder su translucidez y, si se dejan sin tratar, podrían llegar a doblarse hacia arriba y a veces empezar a caerse o romperse a medida que crecen hacia fuera.

Por orden de prevalencia, lo más frecuente es que la uña afectada sea la perteneciente al dedo pequeño, seguida del dedo gordo, el cuarto dedo y el limítrofe con el dedo gordo, el segundo dedo.

La cĂłrnea ungular de este Ăşltimo se hipertrofia por culpa del propio dedo, que con el paso del tiempo adopta forma de garra.

Los expertos señalan que, quien quiera tener unas uñas sanas en sus pies debe tenerlas de un color rosado-carne, con un grosor mínimo o delgadas, y «pegaditas» a la carne sin espacio libre entre la lámina y el dedo.

¿Cuáles son las causas de las uñas engrosadas?

– La primera de las causas de padeceruñas engrosadas es genĂ©tica. De esta forma si en tu familia tienes algĂşn antecedente serĂ­a conveniente que si notas que tu uña del pie está haciĂ©ndose más gruesa acudas a visitar a tu podĂłlogo.

La alteración de los dedos también puede significar causa deuñas engrosadas.

– Los hongos en las uñas. El engrosamiento de las uñas puede ser tanto un sĂ­ntoma como un factor de riesgo para los hongos en las uñas. La mayorĂ­a de las infecciones de hongos en las uñas están causadas por dermatofitos haciendo que engrose y, a veces, se suelte desde el lecho de la uña.

– La psoriasis de uñas. Esta enfermedad suele afectar tambiĂ©n a las uñas, haciendo que las cĂ©lulas muertas de la piel alrededor de la uña se irriten y que la uña comience a engrosarse.

– Traumatismos.Pillarse los dedos con una puerta o lesionárselos mientras se practican deportes llevando un calzado cerrado pueden causar onichausis Los pequeños traumatismos continuados tambiĂ©n pueden provocar el engrosamiento.

– Mala circulaciĂłn sanguĂ­nea. Debido a la reducciĂłn del suministro de sangre, las uñas no pueden recibir suficientes nutrientes necesarios para el crecimiento normal.Por ello, los mayores y diabĂ©ticos suelen tener las uñas engrosadas.

 ¿Cómo evitar la uña engrosada?

Los podólogos recomiendan, ante todo, evitar calzados apretados en la zona de los dedos que puedan provocarnos roces del calzado con las uñas.

Además, debemos hidratar muy bien los pies, ya que suele ser la zona más olvidada del cuerpo. Esto facilitará la circulación sanguínea. Y, por último, una visita regular a tu podólogo evitará el desarrollo de las uñas engrosadas.