DESDE 1935


Llámanos

91 367 00 71

Las uñas encarnadas

Nuestros pies suelen sufrir un mal común causado por un mal cuidado o falta de higiene en estas extremidades. Hoy queremos hablaros de los problemas causados por las uñas encarnadas.

Una uña del pie encarnada ocurre cuando un borde se introduce dentro de la piel cortándola. Las uñas encarnadas suelen ser causadas por varios problemas, los más comunes son un mal calzado que no se ajusta correctamente, un mal cuidado de las uñas de los pies o incluso un excesivo apurado al cortarlas.

En algunas ocasiones, un exceso de presión sobre el dedo puede ser la causa, por ello, el calzado demasiado apretado o excesivamente ancho, pueden ser la causa. También puede causarlo deformaciones del pie.

Los principales síntomas de una uña encarnada son, el enrojecimiento de la piel que rodea la uña, infecciones severas en la parte de la uña o incluso dolores al ponerse de pie. Los deportistas también pueden padecer este malestar, siendo los atletas las personas más afectadas por este malestar.

Para prevenir uñas encarnadas, debemos cortarnos las uñas de forma correcta, nunca demasiado cortas o con los bordes redondeados, la mejor manera es cortarla  rectas. No debemos desgarrar o separar la piel que esta junto a las uñas.

Si padeces una uña encarnada, acude sin falta a un podólogo para ver en qué situación se encuentra el dedo para llevar a cabo la extracción de la forma más segura para ti.