• DESDE 1935
  • Facebook Twitter Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • pies planos
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Pies planos. Qué significa esta patología

    Los pies planos son aquellos que tienen una bóveda plantar con menos altura de lo normal y se da cuando se tiene menos arco del habitual. Esto suele conllevar un aumento de la anchura de la zona del mediopie.

    A pesar de que provocan dolor, con revisiones y tratamientos permiten hacer una vida normal. Por este motivo es importante que acudamos a un podólogo, para que nos indique de qué pie plano se trata y cuál es el tratamiento que más nos conviene.

    Síntomas y causas de pies planos

    A parte de su aspecto, hay otros síntomas que nos indican que padecemos esta afección:

    • Dolor en la zona interna de la pierna. Al forzarlo, como el pie cae hacia dentro, se produce una tendinitis.
    • Dolor en el dorso al hundirse el pie. Los huesos en la zona dorsal se pellizcan y se producen picos artrósicos.

    Nacemos con los pies planos pero con el tiempo y en la etapa del crecimiento, se corrigen.

    Y de la misma manera, un adulto puede desarrollar un pie plano a causa de una disfunción tibial posterior. Esto se debe a que el músculo que sujeta el arco deja de trabajar provocando que el pie se caiga más hacia dentro.

    Para diagnosticar esta patología, lo más utilizado son los sistemas de análisis de la huella con plataforma de presiones. Así podemos ver cómo es la huella y de esta manera determinar su diagnóstico.

    Un pie plano puede ser de diferentes tipos:

    • Flexible. Existe una probabilidad alta de que el problema se acabe solucionando.
    • Semiflexible.  Con un buen tratamiento se puede llegar a corregir sin recurrir a intervenciones quirúrgicas.
    • Rígido. Es un pie plano estructural en el que los huesos son planos, por lo que es necesario operar.

    Si tienes pies planos no dudes en visitar nuestra Clínica de Podología Giménez Agrela.