DESDE 1935


Consejos para callos en los pies

Ll√°manos

91 367 00 71

Cómo evitar y prevenir los callos en los pies

Los callos en los pies, tambi√©n conocidos como ‚Äúojos de pollo‚ÄĚ o podol√≥gicamente helomas, son durezas incrustados en sitios de presi√≥n donde hay un punto √≥seo, por lo que suelen aparecer entre los dedos, el dorso y en la punta de los mismos, aunque tambi√©n son frecuentes en la planta de los pies, debajo de las u√Īas o en la zona del conocido ‚Äújuanete‚ÄĚ.

La causa principal de su aparici√≥n es por la continua presi√≥n en la misma zona de los pies, por lo cual, la piel se protege contra la formaci√≥n de ampollas, √ļlceras u otras patolog√≠as que pueden llegar a ser infecciosas.

Esto se produce como consecuencia de un determinado calzado, ya sea porque es estrecho o incómodo, tener los pies en garra o juanetes, así como también por problemas de obesidad.

‚ÄúAunque en un principio los helomas no generan ninguna dolencia, con el paso del tiempo puede dificultar las actividades diarias‚ÄĚ.

Los profesionales se√Īalan que nunca debe ser arrancado por el propio paciente para reducir esta fea apariencia de piel reseca y gruesa, ya que puede ser muy doloroso y dar lugar a infecciones que puede agravar los callos.

A continuación, destacamos algunos consejos para saber cómo evitar y prevenir los callos en los pies.

  • Utilizar un calzado que respete el ancho natural de los pies. Es decir, usar zapatos c√≥modos, ya que el roce de cada d√≠a es lo que provoca la aparici√≥n de los callos.
  • Presta la atenci√≥n a los pies al igual que otra parte del cuerpo, como secarlos completamente despu√©s de la ducha e hidratarlos a diario. Esto ayudar√° a prevenir la formaci√≥n de helomas y har√° que est√©n saludables.
  • No utilizar callicidas, sobre todo en el espacio interdigital, ya que pueden provocar quemaduras en zonas delicadas y generar una infecci√≥n, situaci√≥n especialmente grave en las personas con pies diab√©ticos.

Para eliminar los callos de los pies es imprescindible visitar al podólogo que te determinará qué calzado debes usar, así como su extirpación. Si fuese necesario tendrás que usar ortesis de silicona realizadas a medida que alberguen la deformidad digital y la protejan del roce y de la presión del calzado.