• DESDE 1935
  • Facebook Twitter Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • Desde Clínica de Podología Giménez Agrela queremos acercarte los problemas y tratamientos de este tipo de trastorno.
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Problemas y tratamientos de uñas encarnadas

    Una uña encarnada es un trastorno doloroso y bastante frecuente que sufrimos en nuestros pies en el momento en el que el costado de una uña se clava en la parte a la que cubre enrojeciéndola y produciendo su hinchazón. Desde Clínica de Podología Giménez Agrela queremos acercarte los problemas y tratamientos de este tipo de trastorno.

    En primer lugar, cabe destacar que este tipo de problemas surgen debido al uso de zapatos que hagan que las uñas estén muy juntas, al corte de uñas demasiado corto, al daño o lastimado de nuestra uña o a tener las uñas muy curvas.

    En el caso de que suframos de uña encarnada, nuestro médico puede recomendarnos lo siguiente:
    En el caso de que no haya pus ante el encarnamiento, nuestro médico puede separarnos con cuidado el borde de la uña y colocar un algodón, hilo dental o una férula, lo que separará la uña y permitirá que la uña continúe su crecimiento por encima del borde de la piel. En casa tendremos que reemplazar el material diariamente.

    Otra de las opciones, para casos de enrojecimiento, dolor y pus, nuestro médico podrá quitarnos la parte encarnada de la uña. Para este procedimiento es posible que tu médico use anestesia con tu dedo del pie.

    Además, tu médico también puede llevar a cabo una remoción parcial de la uña y tejido, para casos agravados de forma reiterada, a través de un método químico, láser u otro tipo. Se trata de un procedimiento para evitar que esa parte de uña vuelva a crecer.

    De cara a prevenir este tipo de problemas es importante usar zapatos adecuados que nos ejerzan demasiada presión sobre nuestros pies, cortarnos las uñas de forma correcta, manteniéndolas siempre en un tamaño moderado, utilizar calzado de protección y si tienes diabetes, revísate los pies diariamente para detectar este tipo de trastornos. En cualquier caso, es importante visitar al podólogo y cuidar tus pies de cara a prevenir cualquier tipo de problemas en tus uñas.