• DESDE 1935
  • Facebook Twitter Blog
  • Especialistas en Cirugía Ambulatoria del Pie mediante Técnicas de Última Generación


  • Pies en piscina - Clínica Giménez
  • Llámanos

    91 367 00 71

  • Hongos en los pies ¿Cómo detectarlos y tratarlos?

    Los hongos en los pies es una de las afecciones más comunes a las que podólogos de todo el mundo hacen frente. Aunque se trata de una infección más frecuente durante las temporadas estivales, la principal causa del contagio de hongos en los pies es la humedad. En este artículo sobre salud en podología os enseñaremos qué son los hongos en los pies, cómo podemos prevenir el contagia y cómo tratar contra ellos.

    Como hemos comentado, el contagio de hongos en los pies suele ser más habitual en zonas húmedas como duchas o piscinas. En zonas comunes, como en gimnasios, aunque se trate de zonas limpiezas, los productos no suele eliminar por completo los gérmenes. Por ello un gesto tan sencillo como llevar siempre calzado, como una chanclas, puede evitar el contagio por hongos. Un consejo igual de aplicable para la ducha en nuestros hogares.

    Los hongos son microorganismo eucariotas que, por su naturaleza, constituyen un reino propio distinto del animal o del vegetal. Para detectar la aparición de hongos en los pies, debemos prestar atención a si se localizan en la uña o en la piel. Y sobretodo tener en cuenta que los hongos en los pies no pican, sino que generan un leve dolor.

    Si apareciesen en la piel del pie, los hongos pueden manifestarse como una zona blanquecina como macerada, humedecida y como una fisura o grieta. También es habitual que aparezcan como una descamación de la piel, como una especial de caspa blanquecina. En las uñas, el toque de alerta nos lo puede dar la malformación de la uñas y el cambio de color de la misma.

    El tratamiento más habitual para la eliminar los hongos es la combinación de medicamentos por vía oral y la aplicación directa de cremas en la zona afectada. Siempre bajo la recomendación y prescripción de un profesional dermatólogo o podólogo.